Somos una comunidad escolar – Somos una familia unida

Somos una comunidad escolar - Somos una familia unida

Los niños y los jóvenes de Centro Educativo Jean Piaget tienen una motivación propia para explorar el mundo que los rodea; pueden estar conscientes de sus propios conocimientos y sentimientos, relacionándose con ellos para transmitirlos a los demás tratando de generar empatía, simpatizar, identificarse y tener lazos afectivos e intercambios sociales satisfactorios. Estos procesos son importantes porque afirman la individualidad de nuestros estudiantes, generando una mejor autoestima y percepción de sí mismos, además de brindarles confianza para relacionarse con sus compañeros. 
Los alumnos Jean Piaget suelen expresar sus emociones teniendo como referentes a los adultos más cercanos, como: padres, maestros y coordinadores educativos; de tal forma que la influencia de los adultos no se puede soslayar. En Centro Educativo Jean Piaget todo el ambiente, el clima escolar dentro y fuera del salón de clases, resulta favorable para el desarrollo de las emociones, la tolerancia y el respeto. 

El despliegue de la esfera emocional permite a nuestros estudiantes responsabilizarse de sus actos y tomar conciencia de su propia personalidad, afectividad, emociones e impulsos. Esto permite que, desde edades muy tempranas, nuestra comunidad estudiantil refleje bienestar, madurez emocional y mejoría en la asimilación del aprendizaje.

Factores que destacan nuestro clima escolar frente a otras escuelas

  • Un continuo crecimiento académico y social que manifiesta el respeto mutuo y la tolerancia entre cada miembro de Centro Educativo Jean Piaget (alumnos, maestros, administrativos y padres de familia), lo que genera confianza, buen trato y aceptación entre la comunidad escolar.
  • Los alumnos Jean Piaget poseen una alta calidad moral y ética; suelen sentirse contentos con lo que acontece en la escuela.
  • Generación de sentido de pertenencia, ofreciendo tanto a los alumnos como a los profesores la oportunidad de renovarse, de crecer y desarrollarse en todos los ámbitos específicos de la personalidad.
  • Fomentamos la convivencia entre alumnos, el respeto mutuo y la aceptación de las diferencias individuales.
  • Favorecemos el trabajo didáctico con equipos de trabajo reducidos, en los cuales los estudiantes trabajan juntos para maximizar su aprendizaje y el de sus compañeros de trabajo.